Inicio Cultura Se realizó el acto por los 40 años de Malvinas

Se realizó el acto por los 40 años de Malvinas

186
0

Con la presencia de los Veteranos de Guerra Juan José Barrientos, Flavio Emparanza, Juan Eladio Tschopp, del Presidente Municipal Sergio Martínez, la Diputada Nacional Carolina Gaillard, el Senador Departamental Marcelo Berthet, representantes de instituciones locales y departamentales, Docentes, Estudiantes, Funcionarios y Funcionarias, Concejales y Concejalas, vecinos y vecinas de General Campos, se realizó esta mañana el Acto Oficial por los 40 años de la Gesta de Malvinas, frente al monumento ubicado en intersección de calles Herminio Quirós y Tratado del Pilar.

Para comenzar, los Veteranos de Guerra izaron el pabellón nacional y se entonaron las estrofas del Himno Nacional Argentino y la Marcha de Entre Ríos.

A continuación, se recibieron las salutaciones y se expresaron palabras alusivas al conflicto ocurrido en 1982, haciendo especial hincapié en el trágico saldo de bajas de excombatientes, «Pibas y pibes empujados a una guerra injusta, en manos injustas, eran la carne de cañón de una maquinaria propagandística que buscaba que el gobierno de facto pueda perpetrarse en el poder.»(ver palabras alusivas al pie).

Acto seguido, el Presidente Municipal, acompañado de la Diputada Nacional, Senador Departamental y Veteranos de Guerra, depositaron una ofrenda floral en memoria de los caídos en la Guerra de Malvinas y el Cura Párroco Pablo Siarra elevó una oración en su nombre.

Continuadamente, las estudiantes de la Escuela Primaria Nro 12 “Justo José de Urquiza” Benita Ramos de 5to A y Uma Fedak de 6to A, recitaron una poesía conmemorativa y Flavio Emparanza recordó a los caídos y a aquellos que dieron su vida por defender a la patria, finalizando su mensaje con la petición de que «no dejemos que la sangre de los caídos se seque».

Finalizando el acto, se descubrió una placa alusiva con la inscripción: «A nuestros Héroes y Heroínas de Malvinas, al cumplirse 40 años de la Gesta en el Atlántico Sur» y se entonaron las estrofas de la Marcha de Malvinas.

El acto se transmitió en vivo en la página de Facebook de la Municipalidad de General Campos y se puede revivir a través del siguiente enlace: https://www.facebook.com/MunicipalidadDeGeneralCampos/videos/3175581506031577

PALABRAS ALUSIVAS DE PARTE DE LA DIRECCIÓN DE CULTURA MUNICIPAL:

El 2 de Abril de 1982 se inició una de las guerras más injustas de la historia argentina.

La guerra de Malvinas dejó el trágico saldo de más de mil muertes, además de efectos económicos, sociales y diplomáticos para una Argentina que utilizaba, de la misma forma que el Mundial 78, este hecho para encubrir lo que ocurría en aquellos años: desapariciones forzadas, centros clandestinos de detención y tortura, robo de bebés, entre otros horrores, en manos del propio Gobierno que había asumido el 24 de marzo de 1976 a través de un Golpe de Estado y que en ese momento estaba a cargo de Leopoldo Fortunato Galtieri. Fue el último manotazo cuando la dictadura cívico-militar ya se estaba terminando de desplomar.

El frente de batalla argentino estaba colmado de jóvenes de apenas 18, 19 y 20 años que en su gran mayoría poseía una instrucción mínima para enfrentar la situación y sin el equipamiento necesario. Esto dejaba al Ejército Argentino en una postura inmensamente inferior al británico.

Si bien los medios de comunicación, maniobrados por el Gobierno, informaban en aquellos momentos que la Argentina estaba ganando la guerra y parte de la sociedad salía a las plazas del país a festejarlo, la realidad en aquel territorio era muy distinta. Pibas y pibes empujados a una guerra injusta, en manos injustas, eran la carne de cañón de una maquinaria propagandística que buscaba que el gobierno de facto pueda perpetrarse en el poder.

Esta mentira duró lo que duró la guerra. El 14 de junio de 1982, Argentina se rindió y notificó el fin de esta locura con la muerte de 649 soldados. A esta cifra, con el tiempo, se sumaron al menos otros 450 que se suicidaron por las secuelas psicológicas y físicas.

Durante años no hubo ningún reconocimiento, amparo o beneficio para los veteranos y las veteranas. Solíamos verlos en las esquinas de las grandes ciudades mendigando con sus chaquetas y sus medallas, o subiéndose a los colectivos y repartiendo mensajes sosteniendo ellos mismos la causa Malvinas, pidiendo por el reconocimiento social hacia quienes habían defendido con honor y gloria nuestra soberanía, y esto ocurría ante la indiferencia de una sociedad que les daba las espaldas desde el mismo regreso del sur.

El 28 de marzo de 1983, el último presidente de la dictadura, Reynaldo Benito Bignone, estableció por decreto el 2 de abril como el “Día de las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur”. Sin embargo, al asumir la presidencia un año más tarde, Raúl Alfonsín derogó la disposición, ya que se interpretaba como un homenaje al accionar de la dictadura con la decisión de ir a la guerra en tales condiciones.

En ese entonces dispuso que fuera feriado el 10 de junio por el “Día de la afirmación de los Derechos Argentinos sobre las Malvinas e Islas del Atlántico Sur”. Ese día de 1833, Louis Elie Vernet, llegado de Hamburgo, fue nombrado gobernador de las Islas Malvinas. Fue parte de la invasión y proceso de colonización británica del archipiélago.

Varios años después, en 1992, se decretó el 2 de abril como “Día del Veterano de Guerra” con la sanción de la Ley 24.160, pero no sería un feriado inamovible ni una fecha patria.

Muchos años después, el 22 de noviembre del 2000, el Gobierno nacional a cargo de Fernando de la Rúa, también en franca retirada, utiliza como manotazo de ahogado este acontecimiento, con la iniciativa del entonces ministro de Defensa Ricardo López Murphy, quien sugirió mantener el día pero cambiando su nombre a “Día del Veterano y de los Caídos en la guerra de Malvinas”, y dispuso, tras la aprobación del Congreso, que fuera un feriado nacional.

El proyecto aprobado había sido presentado por los ex senadores justicialistas Ricardo Banda, Julio San Millán y con el apoyo de Lorenzo Pepe (PJ) y José Gabriel Dumón (UCR). El mismo fue refrendado con 130 votos a favor, 13 en contra y 3 abstenciones. La mayor parte de los opositores pertenecían al bloque radical.

Finalmente, a mediados de diciembre de 2000 se ratificó que el 2 de abril sería una nueva “fecha patria”. La decisión tuvo algo de revuelo, ya que algunos sectores se negaban a legitimar una fecha primeramente elegida por la Junta Militar. Los líderes militares celebraron la moción y, según dijeron en aquel entonces: “Es una reivindicación para los que estuvieron en Malvinas, más allá de los errores estratégicos y la oportunidad en sí”.

El 7 de junio de 2006, bajo el gobierno de Nestor Kirchner, la ley fue modificada y la fecha declarada feriado nacional inamovible, por lo cual no puede ser trasladado al lunes anterior o siguiente para conformar un fin de semana largo.

Desde entonces, no solamente recordamos esta fecha tan emotiva y trágica a la vez para las y los argentinos, sino que además rendimos honores a nuestros Héroes y Heroínas de Malvinas.

Nos encontramos hoy aquí primeramente para mantener viva la memoria, sobre los hechos ocurridos en la llamada “Gesta del Atlántico Sur”, pero además para abrazar fuertemente a aquellas y aquellos ex combatientes y sus familias, que a sus cortas edades fueron impulsados a un frente de batalla y dieron su vida por la defensa de nuestra patria.

También nos encontramos aquí para reclamar sobre el esclarecimiento de los crímenes perpetrados por el comando de guerra contra quienes sufrieron los efectos del hambre, del frío y del miedo en un territorio hostil, y sobre todo, de quienes sufrieron torturas y vejaciones por parte de sus superiores llevándolos en muchos casos a la muerte.

Como en el resto de nuestras y nuestros compatriotas, recordamos este día, para continuar reclamando por la vía diplomática y en Paz por nuestros derechos territoriales.

Pero por sobre todas las cosas, nos encontramos aquí, hoy 2 de Abril de 2022, a 40 años de aquel 1982, para rendirles Honor y Gloria, a nuestros Héroes y Heroínas, de los cuales muchos han quedado allí, en aquella tierra tan nuestra y tan lejana. Las Malvinas fueron, son y serán Argentinas!

fotos: Gentileza Darío Rodríguez